martes, 1 de noviembre de 2016

Sinrazones de un nombre: Hélicon Axis, el eje o el sostén de las musas.

◊ La razón de poner nuestra empresa Hélicon Axis bajo la advocación de las musas griegas merece tal vez una explicación. En el monte Hélicon (o Helikón) y el monte Parnaso se encuentran los centros más antiguos de la taumaturgia griega, allí donde moraron las musas y allí donde situó Febo Apolo su propio culto, una vez derrotó a la serpiente Pitón, en Delfos. La tradición del oráculo délfico y su centro purificador se remonta a los orígenes de Grecia, en cuanto centro u ombligo del mundo, y lugar donde vinieron a juntarse las dos águilas liberadas por Zeus con la misión de encontrarse en el omphalos de la tierra, allí, en las estribaciones del Parnaso y del Hélicon, pues en esdrújulo preferimos nosotros referirlo.

◊ Llama por ello Hesiodo, al comienzo de la Teogonía, y al invocar a las musas para que lo asistan, en tradición desde entonces respetada por los poetas, heliconiadas a estos seres benéficos de su estro lírico. Y dice así: “Ante todo, cantemos a las musas Heliconiadas que del Hélicon habitan la enorme y santa montaña, y con sus pies ligeros danzan en torno a la fuente violeta y al altar de del poderosísimo Cronión; y que, tras lavar su cuerpo delicado en el Parnaso, o en la Hipocrene, o en el Olmeo sagrado, sobre la cumbre del Helicon, forman encantadores coros y agitan los pies rápidamente”.

◊ Las musas están relacionadas con los mitos más primitivos, ctónicos, de Grecia, y vale decir, de todo el mundo antiguo de origen indoeuropeo. Según la mitología griega, las Musas son las nueve hijas de Zeus y de su tía Mnemósyne, la memoria, una de las seis titánidas fruto de los amores “estelares” y fundacionales habidos entre Gea, la tierra, y Urano, el cielo estrellado, y de los que también nacieron los cíclopes y resto de los titanes, entre ellos, Kronos, el tiempo, y padre de Zeus. Esta hierogamia poderosa de la que proceden las musas se sucedió durante nueve noches consecutivas.

¿Adónde vamos? Responsabilidad Social e Ideario.


Delfos. El monte Helicon al fondo.

Hélicon Axis S. L. es consciente de su papel social y de su Responsabilidad Social Corporativa y por tanto tratará de realizar sus actividades inspirándose en los Objetivos de la Declaración del Milenio aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas, con fecha de 8 de septiembre de 2000, y el resto de declaraciones de UNESCO relativas a diversidad cultural y buenas prácticas.

Muy en particular tendrá en cuenta su apartado I de Valores y principios y el V referido a Derechos humanos, democracia y buen gobierno, asumiendo como propio un horizonte que incluya la lucha contra pobreza, la defensa íntegra de la democracia, de la idea de libertad y los derechos humanos en general, la equidad de género, la sostenibilidad medioambiental y el respeto a la diversidad cultural y lingüística de todo ciudadano, como individuo libre y como perteneciente a su propia cultura, sea cual sea la formalización jurídica o el reconocimiento de la misma, y buscando un mejor desarrollo y conocimiento mutuo de mundos que deben dejar de estar apartados el uno del otro.

Hélicon Axis quiere preguntarse por el sentido de las cosas, y por una sociedad que tiene ahora la oportunidad de rediseñar su tiempo, dondela osadía de lo público tal vez consista en ralentizar nuestro ritmo, y recuperar espacios haciendo un ejercicio de limitación, y buscando un desarrollo sostenible y armónico en nuestro barrio, en nuestro entorno, construyendo desde abajo hacia arriba, desde lo pequeño hacia lo grande, y donde la dinámica febril de trabajar y consumir ceda paso a una organización del trabajo y de la vida que piense en el bienestar de las personas. 

Hélicon Axis quiere preguntarse por las nuevas y necesarias metáforas de la felicidad, y que junto a la ideas de tolerancia y de equidad, son los verdaderos ideales de todo nuestro empeño, y los que van a forjar nuestro mundo y el de nuestros hijos y el de este nuevo ciudadano global, independiente pero comprometido, crítico y creativo, exigente con el territorio y el paisaje que habita y que le nutre, y que busca una mejor ciudad, y en ella una mejor vida.